Friday, June 29, 2007

El GIGANTE escupe veneno


Estos días China esta siendo noticia en todo el mundo debido a la exportación y puesta en circulación de pasta de dientes COLGATE falsificada y contaminada con sustancias químicas venenosas (dietileno glycol). Parece ser que ha sido la propia compañía Colgate-Palmolive quien ha iniciado la investigación y ha advertido de las falsificaciones. Los productos ya han sido retirados de Nueva York, Nueva Jersey, Pennsylvania y Maryland.

La clave para que los consumidores puedan detectar si les vendieron “gato por liebre” radica en el etiquetado del producto. Por lo visto, éste indica que está fabricado en Sudáfrica, pero a los chinitos se les coló su mala pronunciación de la “r” y de la “c” y el paquete contiene errores como “SUDAFLICA” y “ASOXIACIÓN DENTAL SUDAFRICANA”… Está claro que los delincuentes siempre dejan su huella…, jejeje.

El asunto es que si ya proliferan este tipo de productos tóxicos “made in China” en otros países (vía exportación), imagínense lo que estamos sufriendo quienes estamos metidos en el país origen del asunto. Por supuesto aquí también se ha promovido una recogida de los tubitos Colgate envenenados, pero lo que no sabremos…. Ya denuncié en su día la contaminación de los alimentos en China, pero parece que esto se extiende también a los medicamentos y productos de higiene…

Pero esta vez, la metedura de pata china se ha producido en EEUU, y la polémica generada ha provocado la reacción del Gobierno chino. Les ha costado lo suyo admitirlo, pero esta mala imagen no puede enturbiarles los Juegos Olímpicos del 2008, necesitan un lavado de cara. Así es que el Gobierno “en su ofensiva por garantizar la seguridad de los fármacos y los alimentos ha lanzado un nuevo plan para cinco años que contempla inspecciones especiales y una intensa cooperación internacional. El plan prevé controlar de forma rigurosa al 90% de las compañías fabricantes de alimentos en el país y establecer una red nacional de vigilancia para detectar los posibles efectos adversos a los fármacos. "Garantizar la seguridad de la comida y de los productos farmacéuticos debe ser el punto de partida y la meta de todo nuestro trabajo”.

Lo siento mucho, pero desconfío de este plan-fachada. Mientras no se preocupen por el medio ambiente ni establezcan una regulación jurídica que limite la utilización de productos químicos en la elaboración de los alimentos que constituyen la materia prima de todo lo demás, este problema no dejará de existir nunca. Y lo grave es que ya está repercutiendo a terceros países...prepárense con el GIGANTE ASIÁTICO.

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home