Wednesday, June 20, 2007

Danza de abanicos

Antiguamente Beijing era una ciudad fortificada. La primera muralla era la que protegía la Ciudad Prohibida; luego estaba la fortificación que protegía todo el conjunto de la ciudad; y hacía el exterior se expandía “la Gran Muralla”.

Hoy apenas quedan restos de la fortificación que rodeaba la ciudad. En su lugar se ha construido una circunvalación, un cinturón de 8 carriles por el que circulan los vehículos. Tan solo han dejado, a modo de recuerdo, las torres de vigía que formaban parte de la misma.

Una de esas torres es la del tambor. Desde donde se daba aviso de los posibles peligros. Desde su parte mas alta las vistas de los hutongs son bien bonitas; así como interesante es el enorme “reloj de agua” (donde la fuerza de la caída del agua va moviendo las manecillas del reloj) o el espectáculo de tambores programado diariamente.

Pero, para quienes las empinadas escaleras para subir a la Torre del Tambor supongan un imposible, también es posible presenciar otro espectáculo chino que ameniza a los grupos de turistas que frecuentan la zona. Se trata de las “danzas con abanicos”. Aquí tienen una demo, de algo que también es muy fácil ver en parques y zonas de ocio donde los grupos de mujeres suelen practicar sus ensayos.


0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home