Monday, September 03, 2007

India: (4) Jodhpur.

Jodhpur es una ciudad que data del S. XV, construida en pleno desierto está protegida por una gran roca en cuya cima se eleva el castillo más increíble de la India: MEHERANGARD.

La visita al castillo resulta fascinante, y ya desde el principio es muy sencillo transportarse a la época. Solo hace falta penetrar en la muralla, ir subiendo por su adoquinada rampa hasta cruzar la gran puerta de entrada con un pasillo trazado en forma de “L” para dificultar que los elefantes pudieran tomar carrerilla, empujarla y echarla abajo desde afuera. Una puerta construida en madera con enormes dagas forjadas en hierro estratégicamente incrustadas a la altura de la cabeza de los posibles elefantes enemigos que quisieran darle derribo. Este es solo el comienzo, en el arco interno de la puerta permanecen las huellas de las manos de las mujeres de cada Maharajá que habitó el Castillo. Pues, tras la muerte del esposo, las creencias hindúes predican que su/s viudas elijan entre: acompañar al marido en la pira funeraria y dejarse incinerar junto con él; ingresar en un hospicio de viudas; o casarse con el hermano más joven del esposo si la familia lo desea. En el caso de las viudas de los sucesivos Maharajás, parece que todas ellas se decantaron por la primera opción, depositando sus huellas previamente antes de abandonar el Castillo. Impresiona ver sus diminutas manos estampadas bajo el arco principal, perpetuando su dulce presencia.
El resto del recorrido no deja de deslumbrar. MEHERANGARD encierra dentro el Palacio Moti Mahal, con patios, estancias y salones perfectamente conservados, y un curioso museo de palanquines (la silla para ser transportados en elefante), cunas, armas, trajes de la época, y un largo etcétera.






Las vistas que MEHERANGARD ofrece de la ciudad saben a golosina. Bajo sus faldas se extiende una ciudad pintada en azul, un azul añil para ahuyentar el calor, y que cuando éste se desvanece al caer el sol, cuando poco a poco va desapareciendo la luz, aprovecha para irradiar una cándida luminosidad llena de paz.

Sobre las opciones de la mujer viuda en India, muy recomendable la pelicula "AGUA", de Deepha Metha. Preciosa fotografía y música; interesante temática; y muy buena puesta en escena. RECOMENDABLE 100 X 100!!

Labels:

3 Comments:

Anonymous María said...

Gemma,
impresionante. No conocía este pueblo índigo. Que raro que no uaban el color blanco como los pueblos del sur de España para combatir el calor.
Tienes que escribir un libro. Sigo siendo fiel a tu blog porque es muy interesante y sabes contar tus impresiones muy bien.
Gracias por contestar siempre mis dudas.
Voy a tratar de ver la película que comentas, espero que este en Argentina
Saludos
María

5:01 AM  
Anonymous Toñi (Madrid) said...

MAS INFORMACION SOBRE"WATER" (AGUA): El proyecto se inició en el 2000 tras obtener todos los permisos necesarios y la aprobación del guión por parte del gobierno de la India y el gobierno local de Varanasi donde a orillas del Ganges se rodaría la película. Una vez los actores y el equipo técnico se trasladó al lugar de rodaje en Varanasi y empezaron a rodar se desataron violentas protestas protagonizadas por fundamentalistas hindúes, Se acusó a la película de blasfemia contra la religión hindú y los decorados fueron destruidos, se quemaron imágenes de la directora, etc. Ante la perpejlidad de todo el equipo de rodaje puesto que todo lo legal estaba en orden solicitaron la ayuda gubernamental para poder continuar. Sin embargo, las protestas no cejaron y ante la impotencia de continuar el proyecto en condiciones de hostilidad lo interrumpieron.

Junto con el productor David Hamilton estudiaron como reemprender el proyecto pero tardaron 4 años para reubicarlo en Sri Lanka puesto que en India ya se había demostrado su inviabilidad. Sin embargo, se debe a este cambio de ubicación que se incorporara la niña Sarala que interpreta a Chuyla. Esta niña fue escogida de una población cercana por su naturalidad actuando, a pesar de que no hablaba más que la lengua local, lo cual obligó a un sobreesfuerzo para confeccionar las escenas. Sin embargo, Sarala logra dar un toque mágico a su interpretación sobresaliendo al magnetismo de las actrices del Bollywood, como la aplaudida Lisa Ray que interpreta a Kalyani.

Lógicamente, no podría ser a orillas del Ganges, pero el embarcadero que buscaron podía ser suficiente. Al terminar la película tras esta larga lucha y superar amenazas, angustias y presiones políticas Deepa Metha reconoce que la imagen que tuvo de una viuda encorbada sentada en los escalones del Ganges y desesperada ya podría descansar en paz en su mente.

8:22 AM  
Anonymous María said...

Gracias Toñi por tu información.
Muy interesante. Da más ganas de verla

5:52 PM  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home